Buscar este blog

Cargando...

Padre Alberto Cutié:Los pecados detrás de la sotana



Los pecados detrás de la sotana


El futuro del reverendo Alberto Cutié dentro de la Iglesia Católica permanecía en duda tras conocerse que una masajista sería la tentación que hizo pecar al cura, protagonista de insinuantes fotografías publicadas en una revista norteamericana.

El futuro del reverendo Alberto Cutié dentro de la Iglesia Católica permanecía en duda ayer, cuando aún no se le ha sido visto en público ni ha emitido declaración alguna, según varios medios de prensa.
Funcionarios de la Arquidiócesis de Miami, quienes suspendieron a Cutié de sus deberes en la parroquia que tenía a su cuidado, también guardaban silencio luego de asegurar que el destino del sacerdote está en sus propias manos. Cutié, una figura nacional, y apuesto como una estrella de cine, fue separado el martes de su parroquia de Miami Beach luego que una revista mexicana publicó fotografías que lo muestran en una playa con una mujer. TVnotas llegó a los estanquillos de Miami el miércoles.

La portada de la revista muestra a Cutié, de 40 años, acostado de espaldas con pantalones cortos azules abrazando a una mujer no identificada hasta esos momentos, de cabellos castaños. Entre otras fotografías, tomadas según TVnotas en un plazo de tres días en marzo, hay una en que Cutié tiene una mano dentro del bikini de la mujer tocándole el trasero. Otra muestra a la pareja besándose en un bar al aire libre no identificado.

Las fotos salieron a la luz alrededor de seis semanas de que los paparazzi trataron de venderlas en el sur de la Florida, pero fueron rechazados. “El padre Alberto está tomando un tiempo para rezar; lo que él hará será su propia decisión”, dijo la portavoz de la arquidiócesis Mary Ross Agosta. “El es un miembro del clero y, por lo tanto, la arquidiócesis lo ayudará en su camino de oración”.

Comparte esto:

Padre Alberto Cutié:Los pecados detrás de la sotana



Los pecados detrás de la sotana


El futuro del reverendo Alberto Cutié dentro de la Iglesia Católica permanecía en duda tras conocerse que una masajista sería la tentación que hizo pecar al cura, protagonista de insinuantes fotografías publicadas en una revista norteamericana.

El futuro del reverendo Alberto Cutié dentro de la Iglesia Católica permanecía en duda ayer, cuando aún no se le ha sido visto en público ni ha emitido declaración alguna, según varios medios de prensa.
Funcionarios de la Arquidiócesis de Miami, quienes suspendieron a Cutié de sus deberes en la parroquia que tenía a su cuidado, también guardaban silencio luego de asegurar que el destino del sacerdote está en sus propias manos. Cutié, una figura nacional, y apuesto como una estrella de cine, fue separado el martes de su parroquia de Miami Beach luego que una revista mexicana publicó fotografías que lo muestran en una playa con una mujer. TVnotas llegó a los estanquillos de Miami el miércoles.

La portada de la revista muestra a Cutié, de 40 años, acostado de espaldas con pantalones cortos azules abrazando a una mujer no identificada hasta esos momentos, de cabellos castaños. Entre otras fotografías, tomadas según TVnotas en un plazo de tres días en marzo, hay una en que Cutié tiene una mano dentro del bikini de la mujer tocándole el trasero. Otra muestra a la pareja besándose en un bar al aire libre no identificado.

Las fotos salieron a la luz alrededor de seis semanas de que los paparazzi trataron de venderlas en el sur de la Florida, pero fueron rechazados. “El padre Alberto está tomando un tiempo para rezar; lo que él hará será su propia decisión”, dijo la portavoz de la arquidiócesis Mary Ross Agosta. “El es un miembro del clero y, por lo tanto, la arquidiócesis lo ayudará en su camino de oración”.